Los miembros de la ADEPACI sostenemos, promovemos y promulgamos los siguientes principios y creencias:

La información como punto de partida
Nuestra primera meta es difundir públicamente los derechos de los pacientes reconocidos a nivel nacional e internacional. El derecho a la vida, a la salud, a la integridad física, a la dignidad, a la igualdad de trato, son derechos que no pueden ser ejercidos por el ser humano si éste desconoce sus alcances, aplicabilidad y los medios de que dispone para hacerlos cumplir.  Creemos que la información al paciente, sus familiares y a los mismos profesionales de la salud, constituyen la base primaria y el punto de partida para la mejora del Sistema Sanitario Argentino.

 Confrontación Funcional y Crítica Constructiva
Creemos que todo cambio al que aspiremos implicará un nivel lógico de “crisis” entendida como parte de la dialéctica social. La confrontación será una mecanismo natural para la generación del cambio positivo por lo que sostenemos y elegimos la crítica constructiva y la acción social legal y pacífica por sobre mecanismos ilegítimos de resolución de conflictos.

 La reivindicación del paciente como ser humano
Concebimos, aceptamos y promovemos la noción de “Paciente” como “sujeto humano del derecho a la salud”, y no como un mero afiliado, usuario o adherente al sistema de salud pública y/o obras sociales y/o planes de medicina prepaga. Nuestra misión fundamental es reivindicar al paciente como ser humano colaborando activamente en la implementación concreta de mejores condiciones laborales, técnicas y operativas de los profesionales de la salud a efectos de jerarquizar y fidelizar su labor asistencial.

 Liderazgo responsable y altruista
Promovemos y sostenemos el liderazgo altruista basado en el desinterés personal y la disminución de motivaciones netamente individuales en pos del bienestar comunitario. Asumimos y aceptamos la responsabilidad de interpretar la voluntad del conjunto y servir como un sólido referente natural de la dinámica social relacionada a la temática del derecho a la salud en nuestro país.

 Dignidad, Humildad y Tenacidad como catalizadores de la Soberbia
Creemos que para lograr cambios positivos en nuestro sistema de salud, debemos inducir a los actores y responsables de ese sistema a tener la humildad de escuchar y analizar los reclamos de los pacientes para adoptar conductas, actitudes y compromisos motivados estrictamente en la Dignidad que conlleva cumplir tenaz y eficientemente su labor asistencial.  Debemos todos tomar conciencia de que “La soberbia entorpece el ejercicio del derecho a la salud”.

 La unión hace la fuerza
Creemos en el inmenso poder de los seres humanos cuando se unen por compartir el mismo sentido de solidaridad, honestidad, generosidad, colaboración y justicia. Promovemos la agrupación y colaboración voluntaria de los individuos como único medio social posible para mejorar nuestro sistema de salud.